Vacunas que los adultos necesitan

Las siguientes vacunas se recomiendan para todos los adultos de 18 años de edad o más:

Haz clic en cada vacuna para más información.

GRIPE (INFLUENZA)

El de la influenza, o gripe, es un virus altamente contagioso. Puede causar fiebre, tos, dolor de garganta, dolores musculares y fatiga. La gripe puede ser mortal para la gente con alto riesgo, como los niños menores de dos años de edad, los ancianos y los enfermos crónicos. Pregunta a tu doctor si tú o tus hijos deben ponerse esta vacuna.


Ver hoja de datos
NEUMOCÓCICA

La infección con bacterias neumocócicas puede causar enfermedades graves como la meningitis (inflamación, irritación e hinchazón de las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal), la bronquitis y la neumonía. La enfermedad neumocócica es la causa principal de la meningitis bacteriana en los niños de 12 meses de edad o menos y puede ser mortal.


Ver hoja de datos
TÉTANOS, DIFTERIA Y PERTUSIS (Tdap)

Hay varias formulaciones de vacunas usadas para prevenir la difteria, el tétanos y la pertusis.

  • El tétanos (trismo) causa tensión muscular dolorosa, normalmente por todo el cuerpo, y puede ocasionar que los músculos de la mandíbula se contraigan, haciendo que la víctima no pueda abrir la boca ni tragar. El tétanos mata a alrededor de 1 de cada 5 personas infectadas.
  • La difteria causa una gruesa capa en la parte trasera de la garganta. La difteria puede ocasionar problemas de respiración, parálisis, fallo cardiaco y hasta la muerte.
  • La pertusis (tos ferina) causa accesos de tos graves, vómito y agitación durante el sueño. La pertusis puede ocasionar pérdida de peso, incontinencia, fracturas de las costillas y desmayo por tos violenta.

Ver hoja de datos de tétatnos
Ver hoja de datos de tos ferina
HEPATITIS A

La hepatitis A es una enfermedad del hígado causada por el virus de la hepatitis A. Sus síntomas incluyen orina oscura, amarillez de los ojos o la piel (ictericia), pérdida de apetito, náusea, vómito, fiebre y dolor estomacal.


Ver hoja de datos
HEPATITIS B

La hepatitis B es una grave enfermedad del hígado causada por el virus de la hepatitis B (VHB). El VHB puede causar una enfermedad aguda, a corto plazo, o una infección crónica que puede ocasionar daño al hígado (cirrosis), cáncer del hígado y la muerte. Alrededor de 1.25 millones de personas en los EE. UU. tienen infección crónica por el VHB.


Ver hoja de datos
VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO (VPH)

El virus del papiloma humano (VPH) se contagia mediante el contacto sexual. La mayoría de la gente que se infecta del VPH no tiene síntomas y la infección desaparece por sí sola. La probabilidad de contagiarse del VPH es mayor si la persona tiene sexo a una edad temprana, tiene muchas parejas sexuales o tiene una pareja sexual que ha tenido muchas parejas. Hay muchos tipos distintos de VPH. La vacuna previene la infección por los tipos de VPH más comunes. No hay cura para el VPH. Hay, sin embargo, tratamientos para los problemas de salud que el VPH causa, como las verrugas genitales, los cambios cervicales y el cáncer cervical.


Ver hoja de datos
SARAMPIÓN, PAPERAS Y RUBEOLA (MMR)

La vacuna MMR se usa para proteger a los individuos contra enfermedades múltiples: sarampión, paperas y rubeola.

  • El sarampión es la más mortal de todas las enfermedades infantiles que causan sarpullido o fiebre. La enfermedad se propaga muy fácilmente, por eso es importante protegerse contra la infección.
  • Las paperas son una enfermedad viral contagiosa que causa fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, cansancio y pérdida de apetito, seguido de hinchazón de las glándulas salivales.
  • La rubeola (o sarampión alemán) es una enfermedad viral que causa fiebre y sarpullido por dos a tres días. La rubeola es leve en niños y en adultos jóvenes, pero puede causar defectos de nacimiento muy graves a las mujeres embarazadas a las que les da.

Ver hoja de datos de sarampión
Ver hoja de datos de paperas
Ver hoja de datos de rubeola
VARICELA (VIRUELA LOCA)

La varicela es un sarpullido altamente contagioso que parece ampollas. La varicela puede causar tos, estornudos, infecciones de la piel, encefalitis (inflamación, irritación e hinchazón del cerebro y la médula espinal) y neumonía.


Ver hoja de datos
MENINGOCÓCICA

La meningitis puede causarla un virus o una bacteria; la meningitis viral es generalmente menos grave mientras que la meningitis bacteriana puede ser muy grave. La enfermedad puede presentarse de dos formas: meningitis (inflamación, irritación e hinchazón de las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal) o meningococemia (infección de la sangre) que es más mortal. La enfermedad a menudo es mortal y puede ocasionar la pérdida de extremidades y otras complicaciones muy graves que pueden tener efectos de por vida. Es seis veces más probable que los estudiantes universitarios de primer año que viven en residencias estudiantiles contraigan la enfermedad que otra gente.


Ver hoja de datos
HERPES ZÓSTER (CULEBRILLA)

La culebrilla, también conocida como herpes zóster, es un sarpullido doloroso causado por el mismo virus que causa la varicela. Una vez que la persona ha tenido varicela, el virus puede vivir inactivo en ciertas raíces nerviosas del cuerpo. Si se activa otra vez, normalmente más tarde en la vida de la persona, puede causar culebrilla.


Ver hoja de datos